NOTICIAS DE VALUACIÓN, JOYAS, DOCUMENTOS ANTIGUOS Y OBRAS DE ARTE

Loading...

martes, 16 de agosto de 2011

DECÁLOGO DEL VALUADOR


Estimados Amigos Visitantes y Colegas Valuadores

En la vida de todo ser humano, siempre debería haber un código de ética que rigiera nuestras vidas, de tal suerte que nuestro paso por ella sea, firme, trascendente y limpio, realizar nuestro trabajo con toda honestidad debe ser un principio fundamental, todo esto nos dará algo que no se compra con todo el oro del mudo que es la TRANQUILIDAD, es por ello que les comparto este decálogo formulado por FECOVAL y que se refiere específicamente a la actividad del valuador, cuya honestidad es básica para el desarrollo de su actividad profesional.

1.- Cimentaré mi reputación en la honradez, laboriosidad y capacidad técnica profesional, observando las normas de Ética más elevadas en todos mis actos, así como el debido decoro e integridad en mi vida social, familiar y profesional.

2.- Tengo la obligación de contribuir al enaltecimiento de la profesión, actuando con probidad y buena fe,  cumpliendo con las normas del derecho vigente.

3.- No aceptaré la ejecución de un avalúo fuera de mi especialidad sin solicitar el asesoramiento óptimo correspondiente.

4.- No aceptaré la elaboración de avalúos, cuando se presenten nexos de parentesco, beneficio personal, ó que tenga un interés pasado, presente o futuro sobre el bien, manifestando que hay conflicto de intereses.

5.- Seré veraz con respecto a lo que veo y siento, de acuerdo con mis conocimientos, sensibilidad, experiencia y entendimiento, en el momento de efectuar la valuación y no aceptaré influencias extrañas, presiones ni remuneraciones que hagan variar mi  criterio, sosteniendo un criterio libre e imparcial, sin excepción de ninguna especie.

6.- Lucharé por la independencia profesional y económica del valuador, para que mi juicio en los avalúos sea imparcial y justo.

7.- No perjudicaré a un colega en su reputación o competencia, ni interferiré en los trabajos del mismo.

8.- Limitaré mi publicidad en forma digna y responsable, exclusivamente a la expresión de mi actividad profesional de valuador, no involucrando otras actividades.

9.- Los honorarios que fije para el pago de mis servicios como valuador, serán en todo caso justos, racionales y equitativos.

10.- La violación de cualquiera de estos preceptos, que sea la sociedad quien me lo demande.

Fuente: FECOVAL

Reciban un cordial saludo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

FORMULARIO DE CONTACTO

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

SIQUEIROS: LA NUEVA DEMOCRACIA

RIVERA: EL HOMBRE EN UNA ENCRUCIJADA

OROZCO: KATHARSIS

Ingres Vicomtesse Othenin d-Haussonville